Infancias y juventudes de celebración en toda Cuba

Revista Muchacha
4 min readApr 5, 2023

Por: Beatriz Ramírez López

Foto tomada del periódico Ahora

Las infancias, adolescencias y juventudes cubanas celebraron este 4 de abril el aniversario 61 de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y 62 de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM).

Durante el acto central de la conmemoración, que tuvo lugar en el complejo escultórico “Comandante Ernesto Che Guevara”, en Villa Clara, se reconoció la actitud destacada en el estudio, el trabajo y la defensa de la patria de varios jóvenes y colectivos

A propuesta del Buró Nacional de la UJC, el presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, otorgó la medalla José Antonio Echeverría a siete estudiantes destacados y la Abel Santa María Cuadrado a nueve jóvenes que sobresalen por su incondicional aporte a la defensa, la economía y los servicios. Asimismo, se entregó la Bandera de Honor a cinco centros relevantes.

Aylín Álvarez García, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, expresó que en abril de 1962 la Revolución era el nacimiento de un sueño, el rebrote de un árbol que ya se anunciaba robusto y con esos augurios se espantaban las hachas que, desde el norte, acostumbraban a talar en esta tierra cualquier vestigio de soberanía.

«La historia de Cuba abría una nueva página, en la cual se irían reflejando extraordinarias proezas protagonizadas por adolescentes y jóvenes, en un país que rompió para siempre las cadenas y comenzó un camino épico y difícil, pero lleno de empeños, realizaciones y esperanzas.

Aylín Álvarez García, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC

«A partir de entonces, nada le ha resultado ajeno a la juventud. Hemos asumido las urgencias de cada época y se ha hecho con esa impresionante combinación de alegría y profundidad que nuestro Guerrillero Heroico identificó en los pinos nuevos de esta isla», alegó la lideresa.

Por su parte, el pionero Víctor Manuel Pérez Fernández, de la escuela secundaria básica “Capitán Roberto Rodríguez”, en nombre de la OPJM enunció que es un día de júbilo y fiesta. «Cada nuevo aniversario lo recibimos con alegría, con orgullo, sabiendo que es una victoria más, cumpliendo con nuestro deber (…) Tenemos que seguir conquistando nuestro futuro».

¿Qué significa tener y ser una mejor juventud? Al respecto, Álvarez García enfatizó que implica, ante todo, tener una juventud martiana y fidelista, comprometida y firme, fresca, propositiva, sensible, alejada de los egoísmos y la banalidad. Pero, especialmente, una juventud dispuesta a no entregar las banderas que nos fueron legadas, por quienes no dejaron morir al Apóstol y conquistaron la dignidad y el decoro de todo un pueblo.

De igual forma, destacó que es un reto inmenso, pero han aprendido a no renunciar a las metas, por enormes y complejas que estas sean. Sobran poderosas razones para confiar en poder ser mejores, una afirmación incuestionable cuando somos testigos del aporte brindado por las nuevas generaciones en cada frente social y productivo del país.

«La juventud sigue viva, activa y vencedora como su pueblo. Fueron los jóvenes quienes integraron los equipos científicos para lograr cuatro vacunas contra la Covid-19 en un pequeño estado insular bloqueado por 60 años. También quienes trabajaron como voluntarios en centros de aislamiento y zona roja en medio de la pandemia y arriesgaron su existencia levantando escombros para salvar vidas y desafiando un fuerte incendio».

Desde el primero de abril se han realizado acciones agrícolas, trabajos voluntarios, actividades infantiles y comunitarias, donaciones de sangre, acampadas juveniles y recorridos históricos en diferentes provincias del país. Al mismo tiempo, varios jóvenes han recibido el carné que los acredita como militantes de la UJC.

En la jornada previa a la celebración, Leyanis Carmona Díaz, primera secretaria del comité provincial de la UJC, en acto realizado en la occidental provincia de Pinar del Río, comentó que han sido muchas las tareas protagonizadas por una juventud digna de su tiempo. La preparación y fortaleza patriótica y de principio de cada joven constituye, más que nunca, una prioridad de constante seguimiento.

«Es una continuidad que no cree en el desaliento, ni en cansancio, ni derrota, porque hemos aprendido a sortear obstáculos, preservar valores y no renunciar a nuestras aspiraciones de una Cuba siempre mejor».

En su alocución por el aniversario de la OPJM y UJC, Aylín Álvarez García convocó al 12 Congreso de la organización que representa y reafirmó el inicio de una importante etapa de trabajo y aporte. «Nuestro congreso debe ser un torbellino de ideas y realizaciones, una invitación colectiva para fraguar esa mejor juventud que necesita Cuba y la que seguirá defendiendo la patria».

--

--